Central Bruges, Brujas, Belgica

Book online Regalo

CONDICIONES GENERALES DEL CONTRATO DE ALQUILER HOSPEDAJES PARA HUÉSPEDES


En anexo (Inventario completo del ajuar)

El inquilino no podrá imputar a los propietarios las consecuencias de su eventual desconocimiento de las obligaciones contractuales en virtud del presente contrato de alquiler. El presente contrato de alquiler ‘casa de huéspedes’ tendrá valor jurídico siempre que se hayan cumplido las dos condiciones siguientes:

1. El inquilino firma un ejemplar del contrato de alquiler (+ en anexo ‘inventario del ajuar’), fechado y firmado por el inquilino.

2. El inquilino paga a los propietarios de antemano ya sea un anticipo ya sea el total del precio del alquiler así como la fianza.

El presente contrato de alquiler no tendrá ningún valor jurídico si el ejemplar del contrato de alquiler fechado y firmado por el inquilino no ha sido remitido a los propietarios, o si no se han cumplido las condiciones de pago.

El contrato de alquiler concluido se limita a la persona del inquilino. Queda prohibido el traspaso del alquiler y/o el subarrendamiento, aunque sea temporal y/o gratuitamente. Cualquier incumplimiento llevará inmediatamente a la disolución del contrato de alquiler, quedando el precio del alquiler y cualesquiera otros derechos adquiridos por los propietarios.

El período de alquiler mencionado será vinculante: deberán respetarse la fecha y la hora de llegada y salida. El precio del alquiler deberá pagarse integralmente para todo el período de alquiler, aunque el inquilino llegue más tarde y/o se marche antes (estancia acortada), sea cual sea el motivo o la causa de ello, a excepción de la responsabilidad de los propietarios.

Una estancia prolongada sólo será posible con el consentimiento escrito de los propietarios que se reservan el derecho de cobrar el suplemento correspondiente equivalente al precio de alquiler propio de cada temporada para el período en cuestión.

El inquilino se compromete a abandonar la casa de huéspedes a más tardar a las 10:30 h. (véanse datos de reservación). Si el inquilino no ha abandonado la casa de huéspedes para esa hora y se niega a hacerlo, podrá ser expulsado por orden de la policía, inmediatamente ejecutable y no obstante la objeción del inquilino.

Además, el inquilino deberá pagar al propietario un importe de alquiler para compensar la ‘estancia irregular’ equivalente al doble del precio del alquiler de la estancia irregular durante el (los) período(s) correspondiente(s), siendo el mínimo el doble del precio del alquiler por la estancia de un día (o cada día) y/o una (o cada) noche. El inquilino deberá presentar el contrato de alquiler si se le solicita. (Las llaves deberán devolverse inmediatamente después de la estancia dejándolas en el buzón de la casa). Si el inquilino no devuelve las llaves, los gastos para reponerlas correrán por su cuenta, ascendiendo a 50 euros.

La casa de huéspedes ha sido diseñada, equipada y puesta a disposición para una ocupación por un máximo de 6 personas. A dicha cifra podrá añadirse un máximo de 2 niños menores de 3 años. En dicho caso, el inquilino se encargará del material necesario para dormir.

No se admiten mascotas en el piso. Queda estrictamente prohibido fumar en todo el interior por la seguridad de todas las personas (detectores de humo en serie presentes).

El inquilino no podrá responsabilizar a los propietarios en ningún caso de la interrupción del suministro de agua, electricidad o teledistribución.

Los propietarios alquilan al inquilino una casa de huéspedes en buen estado, funcional y habitable, de acuerdo con el inventario redactado de buena fe (véase también Inventario del ajuar en anexo).

El inquilino comunicará a los propietarios, cuanto antes, y en cualquier caso a más tardar 24 horas tras el inicio del período de alquiler, cualquier queja y comunicará asimismo cuanto antes cualquier irregularidad. A defecto de ello se supondrá que la casa de huéspedes se encuentra en buen estado. Eventuales defectos en la casa de huéspedes y/o aparatos se repararán a la mayor brevedad posible mediante la intervención de los propietarios o una persona encargada por ellos, pero no podrán justificar nunca una rescisión unilateral del contrato de alquiler por parte del inquilino ni podrán dar derecho a cualquier forma de devolución.

El inquilino se compromete a usar y mantener la casa de huéspedes que ha recibido en buen estado y limpia como ‘un buen padre de familia’, y entregarla al final del contrato de alquiler en el mismo estado en que la recibió. Dado que el presente contrato de alquiler se refiere a una ‘casa de huéspedes’ y no a una ‘vivienda de alquiler para ocupación permanente’, el inquilino es considerado un huésped, por lo cual no podrá realizar ningún acto que no se supone que realice un huésped, por ejemplo: realizar cualquier modificación y/o cambio en la casa de huéspedes, el ajuar, los aparatos, los servicios de utilidad pública, las plantas, … así como firmar contratos, realizar adquisiciones o cualquier otro acto indicando la dirección de la casa de huéspedes como su propia dirección.

El inquilino no podrá en ningún caso verter o echar en los desagües, fregaderos, lavabos, bañeras, baños, ... líquidos/sustancias que afecten el acero inoxidable o el esmalte, causen obstrucciones o perturben el buen funcionamiento de los sistemas de desagüe y fosas sépticas. Se refiere (lista no limitativa) a lejía, sustancias que se solidifican, compresas higiénicas, tampones, … En general: lo que no hagas en casa, no lo hagas tampoco aquí …

Cualesquiera daños directos e indirectos sufridos por la casa de huéspedes o el ajuar, y que no se deban a o sean la consecuencia de su uso normal, serán reclamados al inquilino. En todo caso, el inquilino responderá de los daños por fuego si éste se debe a la conducta del inquilino. Esto implica que el inquilino debe estar asegurado contra incendios. Normalmente, el riesgo está cubierto por la póliza de seguro contra incendios concluida acerca de la sociedad que asegura la propia vivienda del inquilino contra incendios. El propietario también está asegurado contra daños causados por terceros y tiene un seguro contra incendios.

El inquilino deberá mantener la casa de huéspedes limpia y ordenada durante su estancia. Para que la limpieza final pueda realizarse fluidamente, el inquilino dejará en el momento de su salida la vivienda de vacaciones recogida y barrida. La vajilla estará fregada y guardada en el momento de salida del inquilino.

Los propietarios no aceptan ninguna responsabilidad – en el sentido más amplio de la palabra – por pérdida, bienes olvidados (el envío por servicio de mensajería/correos de objetos olvidados se hará solamente previo pago de los gastos de embalaje y envío del objeto, y de una remuneración por el tiempo y el desplazamiento del remitente), robo, daños, lesión, accidente, incurrido o sufrido por o causado al inquilino o a terceras personas, animales y/o bienes durante o como consecuencia de una estancia en la casa de huéspedes.

ANULACIÓN

Una anulación deberá realizarse siempre mediante carta certificada considerándose el cuño de correos como fecha de anulación.

1. Los gastos de anulación ascenderán a 150 euros de realizarse la anulación más de 28 días civiles antes de la llegada.

 2. Los gastos de anulación equivaldrán al precio del alquiler de realizarse la anulación 7 días civiles o menos antes de la llegada.

3. En caso de anulación por los propietarios:

3.1. Caso especial: en caso de que, por fuerza mayor o la venta del bien inmueble, los propietarios no pudieran poner la casa de huéspedes a disposición del inquilino, el propietario se reservará el derecho de anular el contrato de alquiler y devolver todos los importes pagados al inquilino, sin que éste tenga derecho a ninguna forma de indemnización.

 3.2. En cualquier otro caso los propietarios devolverán todos los importes pagados al inquilino, además de una indemnización que corresponde con el importe previsto si en esa misma fecha el inquilino hubiera anulado la reservación, sin que el inquilino tenga derecho a ninguna forma de indemnización.

Los propietarios se reservan explícitamente el derecho de acceder brevemente a su propiedad a fin de realizar reparaciones urgentes o mandar hacerlas por un mandado, y para obras de mantenimiento exigidas por las normas básicas para el buen funcionamiento de las instalaciones, como por ejemplo el control higiénico del jacuzzi a fin de garantizar la seguridad y la buena calidad del agua.

Del importe de la fianza se deducirán los gastos no incluidos en el precio del alquiler y mencionados como tales en el contrato de alquiler, así como los gastos por daños  mencionados en las presentes condiciones generales (lista no limitativa) como el uso indebido de los materiales, robo, …

El saldo de la fianza se devolverá mediante ingreso en la cuenta del inquilino, a más tardar 14 días después de su salida. Dicha fecha de devolución podrá rebasarse si el importe de los gastos y/o daños, en su caso, se desconocen en aquel momento porque aún deben estimarse los gastos.

Si el importe previsto de la fianza resulta insuficiente, el inquilino pagará todos los gastos no cubiertos por el importe de la fianza, a más tardar dentro de las 2 semanas después de finalizar el contrato de alquiler.

El presente contrato de alquiler está sujeto a la legislación belga. Las partes contratantes declaran que en caso de litigio los tribunales de los partidos judiciales de Brujas y Gante serán exclusivamente competentes.

Mediante la presente, el inquilino aprueba las condiciones generales arriba mencionadas.

A su llegada, encontrará dos ejemplares con el inventario total para su consulta. Sírvase comunicar cualquier irregularidad dentro de las 12 horas tras su llegada. La casa de huéspedes dispone de un teléfono con el número para comunicarlo.

Online booking